domingo, 21 de abril de 2013

[Villalar 2013] ¡Castilla la defiende la juventud rebelde!



Castilla la defiende la juventud rebelde

2013, ya se acerca Villalar… Una vez más la juventud castellana y revolucionaria se dará cita en aquellas campas donde los y las comuneros fueron masacrados en una batalla épica, que a la par les otorgó un lugar en la historia, un lugar reservado para aquellos y aquellas que luchan por la vida, la dignidad, la justicia, la libertad y la paz; un lugar en el que nunca mueren, porque los que mueren por el pueblo no mueren de verdad, solo dejan su legado como ejemplo en la Historia.

Llega Villalar, un Villalar en el que los paralelismos de hoy con el de aquellos tiempos se nos antojan notables. El Estado se tambalea y trata de llevar a cabo un segundo intento de maquillaje, una segunda “Transición” en la que aparentemente cambie todo para que nada sustancial cambie. El actual sistema capitalista español y el bloque dominante tratarán de ofrecer algunas reformas que se van a vender como grandes transformaciones. En ello va su propia supervivencia, en insuflar nuevo oxígeno a su desgastada maquinaria, en ganar tiempo mientras rezan para que algunos indicadores arrojen cifras positivas que puedan esgrimir como "el buen camino". Nos parece especialmente importante desenmascarar  los intentos que llevarán a cabo los falsos abanderados de la izquierda, los mismos que nos vendieron una y otra vez durante las últimas décadas a base de reformas laborales, privatizaciones encubiertas de la sanidad y la educación, introducción en los marcos de la OTAN y la UE, pactos sociales con la patronal, creación de las autonomías artificiales en las que se dividió Castilla, rescates a la banca, etc… esta pseudoizquierda no puede merecernos ninguna confianza, no puede –y por supuesto, no quiere- liderar ningún proceso de cambios estructurales a favor de las clases trabajadoras y del progreso de los pueblos; una gran experiencia acumulada así nos lo demuestra.
Estamos en una coyuntura que demanda de la juventud un grito rebelde: ¡la Constitución del 78 no nos representa! Debemos dejar claro que no queremos reforma, sino revolución, un cambio de sistema mediante la ruptura democrática. En eso pensamos que debemos centrar buena parte de nuestros esfuerzos y energías los y las comuneros del Siglo XXI, en trabajar por generar un proceso destituyente-constituyente verdadero, creado por y para el pueblo trabajador en el que este sea la base y en el que su voz y su palabra sean respetadas como el único límite para construir ese proceso, por supuesto, al margen del sistema corrupto y sus principales partidos sustentadores. Ninguna lucha táctica triunfará a la larga si no se cambia todo el aparato de raíz.

La juventud debe tener en ese proceso un papel esencial. Es un reto que nos fuerza a mantener viva la llama de tantos hombres y mujeres que han dado su vida a lo largo y ancho de Castilla hasta nuestros días. Tenemos la obligación moral de emplear nuestro potencial en cambiar las cosas, en derrocar este sistema que nos lleva a la extinción como pueblo, a la homogeneización cultural y a la bipolarización social entre quienes explotan, roban, humillan y quienes somos pisotead@s.

Debemos comprender que a medida que avance ese proceso la criminalización se ceñirá más sobre nosotros/as. No nos son desconocidos esos ataques, que ahora hemos visto y sufrido en el 15-M, el 25-S o la PAH, pero que vienen de mucho antes. Sus ataques, lejos de desmotivarnos, deben hacernos ver que el camino escogido es el correcto, que su crítica no esconde más que el miedo, miedo a la conciencia de clase, miedo a la conciencia de pueblo; miedo, en definitiva, a un pueblo organizado y que sabe qué debe hacer para emanciparse.

Por eso os llamamos a acudir a Villalar, a elevar la antorcha comunera y volver a nuestros pueblos y barrios a seguir expandiendo el espíritu del “nadie es más que nadie”, del “comunes el sol y el viento, común ha de ser la tierra”; espíritu que hoy recorre los pueblos y ciudades de nuestra tierra con más fuerza que nunca y conseguir que sus muertes sean menos muertes, que sus vidas dadas en batalla sirvan para cambiar aquello por lo que vertieron su sangre sobre los campos de Villalar, que germine  en nuestros corazones la semilla revolucionaria de la libertad, la dignidad y la igualdad y brote el cambio comunero que haga posible una sociedad sin clases ni opresiones de ningún tipo.

Por una Castilla comunera, socialista y feminista. ¡Castilla la defiende la juventud rebelde!

23 de Abril todos/as a Villalar.
Yesca, la juventud castellana y revolucionaria
(Más información sobre los actos:  http://villalar2013.org/)