lunes, 11 de abril de 2011

23 de Abril: día nacional de Castilla

El próximo día 23 de Abril los castellanos y castellanas celebramos el día nacional de Castilla como conmemoración de la derrota de la Revolución Comunera de 1521 frente a las tropas imperiales de Carlos V en la campa de Villalar de los Comuneros (Valladolid). Desde 1976, decenas de miles de personas se reúnen en aquel pueblo para homenajear a quienes lucharon por la soberanía popular y la justicia social, y cuya derrota marcaría el inicio del declive de Castilla. Para nosotras, aquella Revolución constituye un ejemplo de dignidad en la lucha por la democracia real dada la dignidad, la autoorganización y la solidaridad de que hizo gala el movimiento.

Es por ello que a día de hoy, en pleno siglo XXI, seguimos reivindicando la vigencia de los postulados comuneros. La derrota de Villalar supuso la incapacitación de Castilla como pueblo soberano, relegada a un papel de colonia interna, carente de un proyecto económico y social digno, cuyas consecuencias aún estamos notando. La crisis económica actual no ha hecho más que revelar las nefastas consecuencias del capitalismo sobre la población castellana, afectando especialmente a las mujeres, jóvenes y trabajadores inmigrantes. El desmantelamiento progresivo de los servicios públicos, ejecutado a nivel estatal por el PSOE y a nivel autonómico también por el PP, está siendo en realidad forzado externamente por organismos neoliberales como el FMI y el Banco Central Europeo. Todo ello es una clara muestra de la falta de soberanía económica que sufre Castilla, aunque no la única; por ejemplo la falta de una política propia ha condenado a nuestras zonas rurales a la despoblación más desoladora, mientras sus recursos son espoliados y se las relega a ser simples almacenes de residuos radioactivos (de los 11 municipios propuestos para acoger el ATC, 9 eran castellanos). La crisis japonesa nos sirve para recordar también que la mayoría de centrales nucleares españolas están en nuestro territorio o en la frontera con él. 

La participación en la reciente guerra de Libia es un paso más de la sumisión del Estado español a los intereses del capitalismo occidental. Una sumisión que para Castilla ha constituido y constituye un desastre total para su soberanía económica y para la situación de su clase trabajadora, habiendo pasado en unos siglos de ser una de las zonas más emergentes de Europa a ser una de las más deprimidas. 

Por todas estas razones, creemos que sigue siendo totalmente consecuente recordar la figura de aquellos hombres y mujeres que lucharon desde todas las ciudades castellanas para preservar la soberanía popular ante el imperialismo, de una manera realmente democrática y justa. Por eso, Vicálvaro en Castilla acudirá un año más a la campa de Villalar a festejar nuestro día nacional y a reivindicar el espíritu comunero.

Por la soberanía y la justicia social, 
¡Castilla entera, se siente comunera!

Vicálvaro en Castilla