martes, 31 de enero de 2012

[4 de Febrero] Homenaje comunero en Toledo



Un año más, desde Izquierda Castellana y Yesca salimos a la calle a celebrar un Homenaje a María Pacheco y la Resistencia Comunera en Toledo, porque estamos haciendo nuestra historia, rescatando nuestros referentes de lucha y dignidad.

La Rebelión de las Comunidades es un referente clave, es nuestra primera revolución, nuestra primera organización en lo político, lo social, lo económico, que tiene como sujeto político a Castilla desde
un proyecto que pretende dar respuestas a sus necesidades y problemas.

Dentro de este fundamental hecho histórico para el pueblo trabajador castellano, hay que destacar la heroica resistencia de Toledo y el papel de las mujeres, donde destaca María Pacheco, “la leona de
Castilla”.

La historia la escriben los vencedores, se suele decir. La historia oficial, impuesta, nos cuenta la versión de éstos, la versión de los imperios, de los reyes, de los dictadores, de los hombres. Es la historia de quienes nos oprimen, nos explotan, nos discriminan, nos reprimen…. imponiéndonos cómo hemos de vivir y cómo y qué hemos de recordar, como base de usurpación de un futuro digno para nuestro pueblo.

Tenemos el deber de “hacer historia”, de llevar a cabo la transformación social, el cambio de régimen económico, de modo de producción, de sistema político, que es necesario y posible, y más hoy en el contexto de crisis económica, política, social, institucional que atraviesa al Estado Español.

También debemos de llevar a cabo la construcción de nuestra historia, de nuestros referentes como pueblo, conocerlos, transmitirlos, construir nuestra memoria como requisito de construcción de futuro. Sino, la historia la escribirán los vencedores y sola y exclusivamente ellos contribuyendo a que el mundo sea todavía más de su propiedad.

Después de la dura derrota militar en Villalar de los Comuneros el 23 de abril de 1521, en Toledo durante varios meses, hasta febrero de 1522 y con Maria Pacheco a la cabeza, continuaron resistiendo al ejército imperial, continuaron sosteniendo que “nadie es más que nadie”, “que el pueblo mande sobre el rey”, “que común es el sol y el viento, común ha de ser la tierra”, “que castilla se pertenece, a
nadie ha de pertenecer”.

Aquí comienza un hilo rojo, y roji-negro y morado, de la historia de Castilla. Hoy es tarea de las y los toledanos mantener ese hilo, seguir resistiendo y construyendo alternativas a la falta de futuro digno
para nuestros pueblos, ante la precariedad, los despidos, los ERE y los desahucios que tenemos encima, ante la discriminación y violencia machista, ante el hecho de que pretenden que la crisis la paguemos las y los trabajadores, en lugar de sus responsables: los capitalistas, rebelarnos ante la corrupción y especulación que la clase política tolera y ejerce, ante la falta de soberanía y de un proyecto para Castilla que debemos reivindicar y construir entre todas y todos.

En la Historia oficial, esa historia de los vencedores, las mujeres hemos sido una de las grandes excluidas. No es sólo que estemos omitidas en los libros de historia, sino que fundamentalmente,
trataron de que estuviéramos omitidas en los diferentes momentos que esos libros nos narran.

Es clave destacar el papel que jugo María Pacheco, una mujer rebelde, indómita, en el siglo XVI….es necesario rescatarla del exilio y silencio que impusieron para el final de sus días, que el rugido de”
la Leona” siga resonando en l@s comuner@s del siglo XXI.

Hemos de preguntarnos sobre todas las marías pachecos, cuyos nombres no llegarán hasta nuestros oídos hoy, que junto a ella participaron en la Rebelión de las Comunidades, esas otras que lucharon en los motines del Pan del siglo XIX o en la resistencia antifascista del siglo XX, en los
Batallones comuneros de la Guerra Civil…. En todas las marías pachecos que trabajamos hoy por la justicia social, por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, contra la violencia machista, por una Castilla comunera, por la ruptura democrática, contra la monarquía, por la solidaridad entre pueblos…

Al igual que las mujeres, los pueblos oprimidos, la clase trabajadora, somos suprimidos de la Historia, y si se “cuela” algo, será desde la “versión oficial” capitalista, patriarcal, imperialista, que oprime a
los pueblos.

A través de la figura de María Pacheco, podemos homenajear y reconstruir la historia de las mujeres, de un pueblo en oposición al proyecto imperial, del legítimo derecho y la práctica a la rebelión contra las imposiciones y el mal gobierno, de experiencias de autoorganización y lucha en Castilla. Conocer la historia de aquellas leonas y leones que deben estar en nuestra memoria colectiva de pueblo
trabajador castellano para llevar a cabo una nueva Rebelión Comunera.

¡Hagamos nuestra historia!

Izquierda Castellana
Yesca